cómo hacer más luminoso un piso interior

Trucos para hacer más luminoso un piso interior

A todo el mundo le gusta tener un piso luminoso aunque, bien por su ubicación  o disposición de las habitaciones, no siempre tenemos toda la luz que deseamos. Hay que intentar sacar siempre el máximo partido tanto a la luz natural como a los colores del hogar para hacer que las estancias tengan una apariencia mucho más luminosa.

Una vivienda luminosa se agradece y puede llegar a influir en nuestro estado de ánimo, por ello debemos sacar el máximo rédito de la luz a la que el piso tenga acceso, sin olvidarnos tampoco de otros aspectos como pueden ser la iluminación artificial donde, en este caso, las bombillas LED juegan un papel importante, porque pueden proporcionar una luz blanca y clara en zonas donde la luz natural no puede dar juego.

Para proporcionar más luminosidad a nuestro hogar debemos tener muy presente los colores claros, dado que éstos reflejan la luz y proporcionan una sensación de más amplitud en los espacios. Por ello los colores como el blanco y aquellos próximos en la gama cromática (crudo, marfil, beige claro, hueso…) pueden convertirse en excelentes aliados, aunque también podemos optar por colores pastel, tonos claros de amarillo o naranja combinados con el blanco.

Para disfrutar al máximo de la luz natural podemos colocar estores de color blanco. En los días de mucha luz evitan que el calor entre junto a los rayos del sol, pero permiten el paso de la claridad, que, en definitiva, es lo que buscamos; por ello no debemos adquirir estores muy compactos porque no servirían de nada.

Es importante también evitar recargar los espacios. Muchos muebles, detalles decorativos y adornos pueden hacer que la sensación de luminosidad se vea bastante reducida, sobre todo en aquellas estancias en las que solemos estar mucho tiempo, como puede ser el salón. Los muebles de color blanco o claro aumentarán la sensación de luminosidad, algo que debemos tener muy en cuenta.

Abrir con más frecuencia las ventanas, subir al máximo las persianas o incluso plantearse la posibilidad de instalar unas ventanas más grandes pueden ser otras de las opciones que tenemos en nuestra mano, hoy en día, para conseguir que entre mucha más luz natural.

Si se tiene la oportunidad, y presupuesto, se pueden colocar claraboyas tubulares, un sistema que permite traer la luz natural hacia el interior de determinada estancia, a pesar de que el techo no comunique directamente con el tejado. Esto es posible mediante una estructura de tubos y espejos, aunque en este caso depende bastante del presupuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*