piscina desmontable

Tipos de piscina sin obra para una vivienda

No todo el mundo puede hacer obra en su vivienda para construirse una piscina, bien porque no cuenta con permisos de la comunidad de propietarios o bien porque el presupuesto se salga de lo que se tiene pensado gastar. Por suerte, en la actualidad se puede optar por piscinas sin obra que, aunque no son iguales, su misión es la misma y cumplen con creces su cometido.

Piscinas prefabricadas

En este caso, las piscinas prefabricadas cuentan con un montón de beneficios respecto a otras como las desmontables, aunque su precio es más caro. Por otro lado son mucho más asequibles que las piscinas a medida, pudiendo ser una de las alternativas más acertadas en este aspecto.

Las piscinas prefabricadas pueden ser enterradas, semienterradas o elevadas. En este caso hablaremos de las elevadas dado que los otros dos modelos requieren cierta obra. El material de construcción es de primera calidad y muy resistente, no requieren de permisos para poderlas colocar en casa y gracias a su sencillo transporte y montaje se han convertido en una auténtica tendencia. Además, los modelos más modernos cuentan con estación depuradora y también un efectivo sistema de filtrado entre muchas otras características.

Piscinas desmontables

En este caso, las piscinas desmontables son ideales para los espacios reducidos y también para personas que quieran tener una piscina sin contar con un gran presupuesto. Están realizadas con materiales tratados especialmente para durar mucho tiempo y para ser montadas y desmontadas en cualquier momento y de una forma sencilla y rápida.
Dentro de la gama de las piscinas desmontables (todas sin obra), podemos encontrar un gran número de modelos diferentes capaces de adaptarse a nuestros gustos, necesidades y por qué no, también a nuestro bolsillo. Entre las más demandadas destacan:

  • Piscinas de madera.
  • Piscinas autoportantes.
  • De chapa rígida o chapa de acero.
  • Piscinas tubulares.
  • Piscinas hinchables.

Todas y cada una de estas tienen sus características principales, por lo que no hay duda de que quien busque una piscina para su casa tendrá un montón de alternativas entre las que escoger para que se adapten a sus requerimientos.

En este caso, lo mejor es buscar el asesoramiento de un profesional especializado en el sector que pueda aconsejarnos sobre cuáles pueden ser las piscinas sin obra que mejor se adaptan a lo que tenemos en mente para nuestro hogar y después decidir cuál es el modelo con el que nos quedaremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*