robos de pisos en españa

Tipología de los robos de pisos en España

Pese a que los robos en pisos se han reducido ligeramente en el último ejercicio, de acuerdo con las cifras provisionales del Ministerio del interior, por su componente de intrusión e invasión de la privacidad, este tipo de delitos preocupan todavía mucho a la población. Hoy queremos mostrarte una tipología de los robos en pisos más habituales en España, tanto en lo que respecta a horarios como al modo de acceso y metodología empleada.

Horario más habitual

Los fines de semana, especialmente el sábado (de acuerdo con los datos de las principales aseguradoras), son los días que suelen escoger más habitualmente los ‘amigos de lo ajeno’ para hacer de las suyas en pisos y viviendas. Obviamente, los días libres son los que las familias escogen para viajar, salir de compras, ir a comer o a cenar. En definitiva, son los días destinados a estar fuera de las cuatro paredes de casa en la medida de lo posible.

El tramo que se fija entre las 22:00 y las 3:00 de la madrugada es en el que más asaltos a hogares tienen lugar. Obviamente, los ladrones escogen aquellas horas en las que es más probable que los propietarios estén o fuera de casa o dormidos. En efecto, en los últimos años los robos efectuados con presencia de los dueños de la casa se han incrementado.

Métodos escogidos por los ladrones

El ejercicio 2013, último año completo para el que se cuentan con datos cerrados, terminó con casi 16.000 robos en pisos y viviendas en nuestro país. Las autoridades policiales destacan que el método por excelencia para acceder a los pisos en los últimos años es el bumping. Esta técnica consiste en forzar la cerradura empleando una llave y un golpeo con un objeto contundente, generalmente un martillo (http://es.wikipedia.org/wiki/Llave_bumping ). Por su rapidez y sencillez es una técnica muy arraigada entre los amigos de lo ajeno.

Tiempo de disuasión

Las casas con sistemas de alarma (y avisos visibles en forma de carteles de que se cuenta con ellos) son mucho menos susceptibles de ser forzadas, simplemente por el mero efecto intimidatorio. Las puertas, pese a lo obvio, son el lugar de acceso a una vivienda preponderante. Un buen sistema de seguridad de cilindros reforzados y tres puntos de anclaje para la puerta principal puede elevar unos 10-15 minutos el tiempo durante el que nuestra entrada es infranqueable.

Ten en cuenta que cuanto más se eleve por encima de los 3-5 minutos el tiempo de entrada a una vivienda, más se eleva el umbral de disuasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*