pisos en venta

Solo en el 11% de municipios españoles hay sobreoferta inmobiliaria

Sólo un 11% de los municipios españoles tienen, a día de hoy, un exceso de oferta inmobiliaria que puede considerarse problemático. La sociedad de tasación Tinsa acaba de publicar su última radiografía del stock de vivienda en España en 2015, uno de los documentos más fiables de cuantos se elaboran en nuestro país tanteando el estado de salud del ‘ladrillo’.

De acuerdo con este informe, desde el inicio de la crisis se terminaron en nuestro país casi 1,6 millones de viviendas, más del 6% del parque total que existe a nivel nacional. Alrededor del 25% de ese millón y medio largo de pisos y casas terminadas en España aún están esperando comprador.

Es decir, hay unos 389.000 pisos terminados y sin vender desde que comenzara la crisis económica. Ciudades y grandes áreas metropolitanas son las zonas en las que ese stock de vivienda es más elevado. Andalucía, con un 17%, es la comunidad autónoma que acumula un mayor porcentaje de viviendas nuevas sin vender en toda España.

stock de vivienda en españa

Fuente: tinsa.es

Sin embargo, pese a que las cifras podrían parecer muy elevadas, lo cierto es que sólo en uno de cada diez municipios españoles se experimenta una sobreoferta, es decir, una situación en la que el exceso de pisos en el mercado supera de tal modo a los compradores que se produce un desequilibrio estructural. Llama la atención saber que el 80% del stock de viviendas se concentra en alrededor de 900 localidades.

Almería, Castellón y Toledo serían, de acuerdo con el equipo de estudios de Tinsa, los municipios españoles con una mayor densidad de pisos sin vender, en los tres casos con una proporción que supera holgadamente el 30% sobre el parque de vivienda total.

Vivienda fuera del mercado

De las mencionadas 389.000 viviendas nuevas sin vender existentes en España desde el comienzo de la crisis, el 95% están en el mercado. Sólo un número residual de las mismas sigue todavía en poder de los promotores inmobiliarios, sin que se hayan comercializado.

Las razones que explicarían ese 5% de pisos no comercializados serían:

  • La espera hasta un repunte de la demanda/precios (desde el inicio de la crisis el precio de la vivienda nueva se ha ajustado a la baja un 28%).
  • Problemas judiciales varios sobre la propiedad.
  • Saturación del mercado local.
  • Mal estado de las propiedades a causa de actos de vandalismo.

De acuerdo con el informe, se espera que el stock mencionado pueda absorberse por el mercado en aproximadamente 2,5 años, es decir, para el 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*