vender piso en españa

Sólo el 10% de jóvenes se emancipan sin endeudarse

Ya decían los Queen en su exitoso disco ‘Jazz’ (1978) aquello de Leaving home ain´t easy (‘no es fácil marchar de casa’). Lo que para la banda de Freddie Mercury era un himno emocional sobre los vínculos afectivos de toda una vida en el hogar, en España se traduce en una dificultad práctica. Y es que, pese a que en los últimos años el precio de los pisos ha caído, los jóvenes aún lo tienen francamente complicado a la hora de ‘volar solos’ y buscar su propia vivienda.

De acuerdo con los últimos datos recogidos en el Observatorio de la Emancipación realizado por el Consejo de la Juventud (puedes visitar su web aquí), sólo un 22% de los españoles y españolas menores de 30 años han logrado emanciparse y buscar una vivienda lejos del ‘nido’ familiar.

En este sentido, sólo el 30% de los jóvenes menores de 30 años emancipados viven en hogares unifamiliares. En este sentido, la gran mayoría de los escasos jóvenes españoles que viven por su cuenta, se ven obligados a compartir piso.

El estudio del Consejo de la Juventud de España sitúa el problema de la incapacidad de acceso de los jóvenes a la vivienda en la reducción de su capacidad adquisitiva y las elevadas tasas de paro (apenas la tercera parte de los jóvenes entre 16 y 30 años tienen trabajo en España). En efecto, la institución sitúa el salario medio de los menores de 30 años en los 11.854, 35 euros. En el caso de los hogares integrados por menores de 30, esta cantidad se sitúa en los 19.477 euros.

Pese a todo, el descenso en los precios de los pisos en España y el mantenimiento más o menos estable de los salarios jóvenes ha provocado que el esfuerzo económico para acceder a una vivienda en propiedad o alquiler se haya reducido en nuestro país.

Sin embargo, sólo uno de cada diez jóvenes en España podría acceder a comprar una vivienda (o alquilarla), sin dedicar a ello más del 30% de su salario (cantidad tolerable máxima con respecto al salario). Ahora mismo, los menores de 30 en España destinan el 61% de media a la compra de vivienda y el 52% al alquiler.

La superficie máxima tolerable a la que puede acceder un joven que quiera emanciparse comprando piso en España es de 49 m2 (80,5 en el caso de los hogares).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*