contrato de arras

¿Qué es y a qué me compromete un contrato de arras?

El contrato de arras es un contrato de carácter privado que se firma entre propietario y comprador, sin necesidad de que haya presencia de un notario. En él, ambas partes pactan la reserva de la compraventa de inmuebles o bienes como puede ser una vivienda y como prueba se entrega determinada cantidad de dinero a modo de señal.

Entre los datos con los que debe contar un contrato de estas características se encuentran aquellos que identifiquen a la vivienda y sus anexos si los tuviera así como el precio y la forma de pago que se establecerá, el plazo previsto para la entrega de la escritura y si existiesen, los diferentes pactos relacionados con la distribución de gastos en la compraventa.

El contrato de arras debe hacer referencia al inmueble en el que el comprador está interesado. Además, si se trata de una vivienda nueva, el promotor tiene la obligación de mostrar con total claridad todas las estipulaciones de contenido económico.

Se entenderá que el precio fijado ya incluye tanto los honorarios de la empresa comercializadora o agente inmobiliario así como el IVA si no esta debidamente desglosado. También se debe hacer constar que la cantidad entregada por el comprador, será reducida del importe total cuando se entregue la escritura de compraventa.

A qué nos compromete un contrato de arras

En caso de que sea un contrato de arras penitenciales, el futuro comprador se compromete a la adquisición de la vivienda que le interesa tanto en plazo como en las condiciones que se han estipulado en el contrato.

Se debe contemplar la posibilidad de desistir lícitamente de la compraventa, lo que conllevaría la pérdida de la cantidad entregada como arras o señal.

La facultad de desistir también es válida para el vendedor, pero éste, en caso de desistimiento tendrá que pagar el doble de la cantidad que el comprador le entregó como arras o señal.

En caso de que el comprador quiera desistir del compromiso de compra es importante que el contrato de arras sea configurado como penitencial y habrá que comprobar dos detalles importantes:

  • Que el documento cuente con la posibilidad de resolver el compromiso, lo que hará que el comprador pierda la cantidad entregada o devolviendo al vendedor la cantidad percibida, siempre en función de a quien le sea imputable el desistimiento.
  • Que el documento refleje que la cantidad de dinero que se entrega en concepto de arras se entenderá a cuenta del precio, siempre que se llegue a formalizar la compraventa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*