arquitectura bioclimática

¿Qué es la arquitectura bioclimática?

La arquitectura bioclimática es una novedosa forma de construir y diseñar viviendas donde el objetivo principal es buscar el equilibrio y a armonía con el medio ambiente y proporcionar un gran nivel de confort térmico.

De hecho, se tiene muy en cuenta tanto el clima como las condiciones naturales del entorno para conseguir estos objetivos mediante la adaptabilidad del diseño, orientación, geometría y también la construcción del edificio, por lo que podemos decir que se trata de arquitectura avanzada.

No cuenta con sistemas mecánicos y juega magistralmente con los elementos arquitectónicos, algo que puede sonar bastante novedoso, pero que ya se daba en muchas construcciones de la zona norte de nuestro país, donde muchas de las casas se orientaban al sur y se utilizaban diferentes materiales con propiedades térmicas como el adobe o la madera entre otros, adaptándose a la perfección al medio ambiente, teniendo muy en cuenta el impacto medioambiental de la proyección y también el menor consumo energético y contaminación ambiental.

Objetivos de la arquitectura bioclimática

  • Contribuir a reducir el consumo de combustibles y la emisión de gases contaminantes en torno a un 50% – 70%, y el gasto de agua y luz en un 30% y un 20% respectivamente.
  • Conseguir la máxima calidad del ambiente interior donde todos los niveles sean agradables (humedad, temperatura, calidad del aire, etc.)

En la arquitectura bioclimática se tienen muy en cuenta los efectos de los edificios sobre el entorno, siempre en función de:

  • El impacto medioambiental que produzca el asentamiento, siempre teniendo en cuenta puntos de importancia como puede ser un exceso de población, aparcamientos, destrucción de zonas verdes, vías de acceso, etc.
  • Las sustancias que desprendan como: residuos urbanos, gases de combustión (aire acondicionado y calefacciones principalmente) aguas sucias, etc.
  • Los consumos que afectan a un desarrollo completamente sostenible del lugar como el de electricidad, agua o cualquier otra materia por encima de su propia capacidad de renovación..

La arquitectura bioclimática sabe cómo sacar todo el provecho a los recursos naturales que proporciona el entorno donde se quiere construir, por eso se realizan exhaustivos estudios sobre el terreno para lograr todos los objetivos que hemos ido enumerando a lo largo de esta entrada. Eso sí, nunca se condiciona el aspecto final de la construcción, el cual puede variar completamente y puede ser como cualquier otra moderna construcción que podamos ver en cualquier punto del mundo, por lo que podríamos hablar de la arquitectura del futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*