qué es el impuesto de plusvalía municipal

¿Qué es el impuesto de plusvalía municipal?

El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana es conocido popularmente como impuesto de plusvalía municipal. Se trata de un impuesto de devengo instantáneo, directo, de ámbito municipal y que se establece de forma voluntaria por los ayuntamientos, encargados de su completa gestión.

Hay que destacar que solo tributan los bienes de naturaleza urbana, tributando solamente el valor del suelo y no el de la construcción. Por ello se tiene en cuenta el valor catastral, aunque hay excepciones que no están sujetas a tributación:

  • Las transmisiones de bienes inmuebles entre cónyuges o a favor de los hijos, como consecuencia del cumplimiento de sentencias judiciales en caso de separación, divorcio o nulidad matrimonial.
  • Supuestos de fusión o absorción de empresas así como ramas de actividad, siempre que implique la continuación del ejercicio de actividades.
  • Las aportaciones de bienes y derechos que se llevan a cabo por los cónyuges a la sociedad conyugal, adjudicaciones que a favor y como pago a ellas se verifiquen y transmisiones que se hagan hacia los cónyuges como pago a sus haberes comunes.
  • Aportaciones a juntas de compensación, cesiones urbanísticas de carácter obligatorio a los ayuntamientos o adjudicaciones por reparcelaciones.

El sujeto pasivo es quien debe soportar este impuesto, el cual puede variar, siempre dependiendo de la clase de operación a realizar. Por ejemplo, cuando el título es lucrativo, el adquiriente del terreno, persona o entidad a cuyo favor se constituye o transmite el derecho real, pasa a convertirse en el sujeto pasivo.

Si la transmisión es a título oneroso como puede ser una compraventa, la persona que transmite el inmueble, transmite un derecho real o la que constituye es el sujeto pasivo que deberá pagar este impuesto.

Si la persona que tiene como obligación pagar el impuesto de plusvalía municipal tiene su residencia en el extranjero, la ley prevé que será el sustituto de ese contribuyente quien tenga que hacerse cargo del pago del impuesto.

Además hay que recordar que los pactos que pueda haber entre ambas partes respecto al pago de este impuesto no son aplicables a la Administración Tributaria.

Para finalizar, hay que decir que el tipo de gravamen del impuesto lo fija cada Ayuntamiento, siempre que éste no exceda del 30% como tope. Dentro de este límite, serán los ayuntamientos quienes fijen un único tipo de gravamen o uno para cada uno de los periodos del incremento del valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*