firma de contrato

¿Qué desperfectos asume el inquilino de un piso?

Cuando se tiene una casa en propiedad y se alquila, hay que conocer qué es lo que debe abonar el inquilino en casi de que el piso sufra alguna clase de desperfecto o se rompa algún equipamiento; algo que no solamente debe conocer el propietario sino también el inquilino y en esta entrada vamos a intentar condensar algunos de los aspectos a tener en cuenta por parte de los inquilinos y sus pagos.

¿Quién paga una ventana rota? ¿Y una persiana? ¿El inquilino debe pagar la reparación de una lavadora? Estas son cuestiones que hay que saber por ambas partes y a veces la respuesta no es muy sencilla porque hay diferentes matices que deben contemplarse en el contrato y no siempre aparecen.

El propietario es quien tiene la obligación de llevar a cabo y pagar todas las reparaciones relacionadas con la conservación de la vivienda, con lo que se asegura el mejor mantenimiento de la habitabilidad del piso en cuestión, pero hay algunas excepciones.

En caso de que el inquilino haya roto una ventana, puerta, mueble, es él quien debe mantener la casa en el mismo estado en el que se la entregaron, por tanto es quien debe hacer frente al pago de la reparación del daño que haya hecho, quedando exento el desgaste por el uso diario del suelo, muebles y enseres de la casa entre otros.

Por otro lado, el arrendador es el responsable de reparar la instalación de la luz en caso de que ésta sea demasiado vieja y se produzcan cortes de suministro eléctricos, se produzcan picos de tensión, etc. Asimismo también es responsable del mantenimiento de la pintura y de la sustitución o reparación de los electrodomésticos que dejen de funcionar,

El inquilino, según la Ley de arrendamientos urbanos, debe pagar de su bolsillo aquellas reparaciones consideradas de pequeño tamaño que pueda exigir el desgaste o rotura debida al mal uso de la vivienda y todo lo que hay en su interior, como por ejemplo la rotura de una ventana, puertas, enseres, vajilla o también el mando del televisor estropeado, el felpudo en mal estado, etc.

¿Cómo se determina una reparación de pequeño tamaño? En este caso es algo complejo definirlo, aunque se recomienda tener un poco de sentido común y hablar las cosas entre el propietario y el inquilino para que sean ambos los que lleguen a un acuerdo y se dirima quién debe asumir los gastos en caso de una reparación pequeña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*