ventajas de comprar un ático para vivienda

Pros y contras de elegir un ático para vivienda

De entre todas las clases de vivienda que hay disponibles, una de las más exclusivas son los áticos, los pisos de la planta superior de una edificación. Por norma general, suelen tener un precio más elevado que el de las viviendas que podemos encontrar en las plantas inferiores, pero, a pesar de ello, parece que no es un obstáculo para los compradores. Está demostrado que, cuando se pone en marcha una promoción, los áticos son de las primeras viviendas que se venden.

A pesar del hándicap que tienen los áticos por su precio, que puede llegar a ser entre un 20 y un 30% más que una vivienda de plantas inferiores, y que la incidencia de la luz del sol puede provocar daños en algunos materiales del piso, como el parquet, muebles…, comprar un ático para vivienda reporta una serie de ventajas.

Ventajas de comprar un ático para vivienda

  • Son viviendas muy luminosas dado que vivir en la parte más alta del edificio nos proporcionará una mayor luz natural, algo muy apreciado por el comprador.
  • Ofrecen un mayor nivel de privacidad y menos molestias, sobre todo gracias a la ausencia de vecinos en los pisos superiores.
  • La terraza del ático suele ser uno de los espacios más buscados, donde se puede disfrutar del buen tiempo haciendo diferentes actividades, siempre en un entorno de privacidad, como tomar el sol, cultivar un huerto urbano, realizar comidas familiares o de amigos, tomar el sol sin que nos moleste nadie, etc.
  • Las vistas que se obtienen desde un ático son otro de los grandes alicientes para su compra. Muchas personas que eligen vivir en un ático lo hacen por las vistas dado que hay muchos menos obstáculos visuales para tener una buena panorámica de la ciudad o del área donde se viva.
  • Proporciona una mayor sensación de libertad al estar menos ‘controlado’ por el resto de los vecinos del inmueble.
  • Si no se quiere la terraza y la comunidad de vecinos permite que sea cubierta, podremos incluso ganar una gran habitación para acondicionarla como queramos.

Sin duda, vivir en un ático puede reportar muchas ventajas, como hemos visto, aunque como suele suceder en muchos aspectos de la vida, también tiene sus inconvenientes, dependiendo del usuario, por lo que antes de dar el paso y aventurarse a su compra, siempre es necesario que sopesemos tranquilamente si verdaderamente nos conviene vivir en un ático o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*