cooperativas de vivienda

Pros y contras de las cooperativas de vivienda

Una cooperativa de viviendas es una asociación que puede ser tanto pública como privada y su objetivo es el de proporcionar a todas aquellas personas que se adhieran diferentes servicios como, por ejemplo, la edificación de viviendas.

Normalmente una cooperativa suele ser la encargada de llevar a cabo todo el papeleo y, asimismo, de contratar al personal necesario para la construcción y el mantenimiento, por poner dos ejemplos a mano.

Ventajas de las cooperativas de vivienda

Entre algunas de las ventajas que tienen destacamos:

  • Al ser nosotros mismos los integrantes, seremos nosotros los que decidiremos en diferentes aspectos, tanto en lo referente al diseño como en cuanto al personal que queremos que lo construyan o incluso los materiales a utilizar, pudiendo cambiarlos a nuestra conveniencia siempre que queramos.
  • La responsabilidad social no es ilimitada, únicamente se limita a de la aportación que se haga
  • El coste es inferior a la vivienda libre habitual y normalmente el 30% que suele llevarse el promotor, la inmobiliaria o el banco, se lo llevan los socios.
  • Tanto el precio como la forma para pagar la vivienda se adapta mejor a la situación de cada socio. Los pagos suelen dividirse en cuatro fases: entrega, cuando se compra la zona a edificar, para pagar al personal de construcción y materiales y finalmente la de las escrituras.

Desventajas de las cooperativas de viviendas

  • Una de las desventajas es que el precio no está del todo cerrado hasta que se entregan las llaves debido a que puede haber fallos en el cálculo de los costes, retrasos inesperados, etc. Lo más normal es que se incremente en torno a un 2 o un 3% el precio.
  • El desembolso inicial que hay que hacer cuando se entra en una cooperativa es otra de las desventajas dado que hay que afrontar el pago del suelo. En este caso, y dependiendo de la cooperativa, el desembolso inicial puede ser de un 20 o un 30% del total.
  • Hay veces que los cooperativistas pueden llegar a perder las aportaciones realizadas para la adquisición del suelo y es normal que en los juzgados haya un gran número de casos de estafas a cooperativas, lo que hace que no todo el mundo confíe en este sistema para adquirir una vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*