aire acondicionado

Pros y contras del aire acondicionado en una vivienda

Cuando llega el verano o, simplemente, en aquellas zonas de España en las que la temperatura media todo el año es elevada, el aire acondicionado cobra protagonismo como un equipo que proporciona valor añadido a la vivienda. Estamos ante un dispositivo que siempre ha estado acompañado de cierta polémica por sus pros y por sus contras. En esta entrada vamos a intentar aglutinar ambos aspectos de este sistema que nos permite regular la temperatura de toda la casa, si tenemos un equipo de aire acondicionado por conductos, de una estancia determinada de la vivienda o, por el contrario, si utilizamos un sistema portátil o de los que se fijan en la pared.

Cada vez hay más personas que no se imaginan un verano sin tener el aire acondicionado. Desde su aparición en el mercado su uso ha ido creciendo exponencialmente, aunque debido a excesos en cuanto a bajas temperaturas o problemas de mantenimiento de las instalaciones o los dispositivos, pueden aparecer algunos problemas de salud.

Ventajas del aire acondicionado

En muchos países, la climatización ha supuesto un gran cambio cuando se acercan los días de más calor y este sistema ofrece bastantes ventajas como:

  • Mantiene una correcta hidratación interna.
  • Nos permite controlar mejor la sudoración.
  • Mejora la  calidad del sueño gracias a que una temperatura controlada nos evitará pasar calor durante la noche y nuestro cuerpo estará más relajado dado.
  • Renueva y mejora la calidad de la circulación del aire que respiramos, siempre y cuando la instalación haya sido hecha por un profesional.
  • Reduce la presencia de parásitos e insectos.

Desventajas del aire acondicionado

Como todo lo que tenga ventajas, trae consigo ciertas desventajas y en este caso, el aire acondicionado no es una excepción. Estas son algunas de sus desventajas:

  • El gasto eléctrico puede dispararse si no se lleva un control exhaustivo del consumo.
  • Reseca la piel y las mucosas y no es recomendable si se utilizan lentillas.
  • Posibilidad de agudizar dolores musculares y articulares existentes.
  • Puede provocar alergias al polvo y a los hongos.
  • Puede acarrear problemas de gripe, faringitis, rinitis crónica, etc.
  • Irritación en los ojos y problemas de conjuntivitis.
  • Dolores en diferentes partes del cuerpo si se realizan bruscos cambios de temperatura.

No podemos olvidarnos que los niños, sobre todo los más pequeños, son muy sensibles a los cambios de temperatura, por lo que hay que tener en cuenta seriamente si merece o no la pena de instalar aire acondicionado en la casa o seguir las recomendaciones de siempre, como abrir las ventanas y bajar las persianas en las principales horas del día, hidratarse bien, llevar ropa ligera…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*