La relación de la comunidad de propietarios con Hacienda

La relación de la comunidad de propietarios con Hacienda

Las colectividades humanas, en las que confluyen los intereses de varios individuos, tienen ciertas obligaciones y responsabilidades que trascienden a la suma de sus partes integrantes. Es conocido el viejo lema de “hacienda somos todos” y, en el caso de las comunidades de vecinos, este lema no deja de ser menos cierto.

Las comunidades de propietarios, en ciertos casos, tienen que, como cualquier individuo o empresa, hacer frente con sus obligaciones ante el fisco. En este sentido, el Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid (http://www.cafmadrid.es/ ) advertía recientemente de que una de cada cinco comunidades de propietarios en España corren el riesgo de recibir una sanción por no estar respondiendo a esa relación con Hacienda.

En este sentido, las operaciones (entregas o adquisiciones de bienes y servicios) realizadas a través de terceros, como pueden ser reformas en fachadas o instalación de equipos en las zonas comunes (ascensores, plataformas salvaescaleras…) han de ser declaradas si en el conjunto del año superan los 3.005,06 euros. Las comunidades de propietarios tenían de plazo hasta el pasado día 2 de marzo para presentar el que se conoce como modelo 347 (tienes más información aquí) del ejercicio 2014. Las mencionadas operaciones se deben desglosar en un cómputo anual, no trimestral.

Las multas, de acuerdo con lo que establece la ley, pueden oscilar entre un mínimo de 300 y un máximo de 20.000 euros. De esta necesidad de declaración quedan excluidos, entre otros, gastos de consumo propio para la comunidad de agua, electricidad o calefacción, entre otros. Los seguros para la protección de zonas comunes del edificio tampoco estarían incluidos en esta declaración perentoria.

Desde el pasado mes de febrero, Hacienda pasa a equiparar a las comunidades de propietarios con el resto de empresarios y profesionales. De acuerdo con las cifras de las instituciones oficiales, en España hay en torno a 12 millones de comunidades de propietarios. Además de la profesionalización y transparencia en sus obligaciones fiscales, uno de los grandes problemas a los que se enfrentan las comunidades en nuestro país tiene que ver con sus deudas contraídas.

La morosidad en las comunidades de vecinos en España alcanzó en el año 2012 la cifra record de 1.600 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*