La impresión en 3d y la vivienda

La impresión en 3D y la vivienda

Está claro que la revolución de la impresión en 3D es uno de los hitos del momento. Básicamente, el concepto se asienta en la generación de un objeto tridimensional a partir del intercalado de diferentes capas de material. Estos avances están comenzando a llamar a la puerta del sector de la construcción y la edificación de vivienda.

Recientes investigaciones están obteniendo grandes resultados en la aplicación de la tecnología al ámbito del ‘ladrillo’. Por ejemplo, el proyecto Contour Crafting, desarrollado a instancias de la Universidad del Sur de California, que trabaja el concepto de construcción capa sobre capa, pero incorporando materiales como el hormigón. De acuerdo con los promotores de la idea, este método aplicado a la edificación permite producir materiales y piezas hasta un 60% más rápido.

Boris Khoshnevis, líder de la iniciativa, señala que empleando la enorme impresora de hormigón robótica, con brazos telescópicos ligados por una viga transversal, con que cuenta el proyecto, se puede construir un edificio de dos plantas en apenas dos días. Luego sería necesario un equipo para encargarse de la instalación de los equipamientos necesarios (agua, electricidad…) o de los acabados en marcos de puertas y ventanas, pero el grueso del proyecto se habría completado en apenas 48 horas.

Pese a lo atractivo del proyecto, aún no existe una fecha fijada en la que éste pueda llegar a ser una realidad a gran escala en la edificación colectiva en altura. Pese a todo, empresas como la china Winsun ya están aplicando esta tecnología en la realidad para construir casas a partir de una mezcla de cristal y fibra de cemento. Estas casas se comercializan a un precio de unos 4.000 euros y la empresa afirma que puede construir 10 pisos de un tamaño cercano a los 200 m2 en un día.

 La gran ventaja de este sistema de impresión a partir de la superposición de capas se encuentra, como veíamos, por un lado en la rapidez y, por el otro, en la variedad de materiales que se pueden utilizar. En este sentido, las impresoras 3D pueden emplearse en trabajos que requieran hormigón, polímeros, metales, vidrio, el tradicional papel e, incluso, alimentos para imprimir comida (ya hay pizzerías que están empleando este sistema).

Si, finalmente, la impresión 3D se asienta como la gran revolución que viene en el mundo de la construcción, nosotros estaremos alerta. En Tuinper te ayudamos a lograr que tu piso se venda más rápido y en las mejores condiciones. Nos encargamos, además, de todos los servicios administrativos aparejados a la venta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*