visados para vivienda nueva en españa

La construcción de pisos mete la quinta

Está claro que el incremento del precio de los pisos o el aumento de las operaciones de compraventa son dos buenísimas noticias para el sector. Unas noticias que, por suerte, se repiten de manera habitual en los últimos meses. Sin embargo, uno de los indicadores que más esperanzas da al sector es el del comienzo de nuevos proyectos de construcción.

En efecto, que nuevas construcciones y edificaciones de pisos se pongan en marcha quiere decir que a) la mayor demanda de los compradores ya se traslada al mercado y b) que el stock de viviendas nuevas sin vender en España se está, finalmente, reduciendo hasta su punto de equilibrio.

De acuerdo con los últimos datos que maneja el Ministerio de Fomento, los colegios de arquitectos técnicos concedieron de enero a abril de este año 21.577 visados para construir nuevas viviendas. Esta cifra representa la mejor para el periodo desde el año 2011.

Pese a que estas cifras están aún muy lejos de los máximos registrados en el primer cuatrimestre del 2007 (se rozaron los 280.000 visados concedidos), si es cierto que el aumento supone un acicate para un sector muy castigado por la crisis económica.

15.843 de los visados concedidos fueron para la construcción de viviendas en bloque y, el resto, para la edificación de viviendas unifamiliares. Estos datos parecen incidir en la senda de recuperación emprendida por el segmento de los nuevos proyectos inmobiliarios. Ya en el 2015, la cifra de visados de vivienda nueva creció un 42%.

En el 2006 se llegaron a conceder casi 866.000 visados para la construcción de nuevas viviendas en España.

Incremento del precio de los pisos

En otro orden de cosas, desde diferentes entidades se apunta a que el presente año cerrará con un apreciable incremento en el precio de los pisos en nuestro país. En este sentido, Moody’ s apunta a que la vivienda en España aumentará de precio un 5% de media a término del presente año.

Una noticia que, sin duda, está relacionada con el aumento de la demanda por parte de unos consumidores que vuelven a contar con una cierta estabilidad y liquidez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*