locales comerciales en Madrid

Ventajas y riesgos de invertir en locales comerciales

En estos momentos en los que nos encontramos, las inversiones inmobiliarias vuelven a ser una de las mejores alternativas que tienen aquellas personas que disponen de capital y quieren verlo crecer. Bienes raíces, productos financieros o locales comerciales son tan solo algunas de las muchas oportunidades de inversión que hay actualmente.

En el caso concreto de los locales comerciales estamos ante una opción muy interesante, aunque no exenta de riesgos. De acuerdo con los últimos estudios, la inversión en locales comerciales en España alcanzó los 920 millones de euros el pasado año, el doble que en el 2014.

Rentabilidad de la inversión

La compra de un local comercial es una de las opciones más seguras de las inversiones dentro de los bienes inmuebles, una inversión a largo plazo que tanto en alquiler o venta puede reportar una buena rentabilidad. De hecho, diferentes análisis determinan que la rentabilidad final de una operación de compra de una oficina o local comercial puede llegar a superar la de una vivienda.

¿A qué nos enfrentamos con los locales comerciales? Después de hacer un estudio de mercado sobre el local en el que se quiera invertir, se conocerán las necesidades del propio negocio o de la inversión a realizar, lo que nos reportará información de valor sobre si seguir o no seguir adelante con la intención de invertir.

Operaciones a largo plazo

Entre las ventajas que nos reporta destaca que es un activo tangible, una inversión a largo plazo. Son inversiones inmobiliarias consideradas como de las más liquidas y recomendables dado que si se necesita retirar la inversión es más fácil hacerlo y en poco tiempo.

Otro punto importante son los costes mensuales fijos, sin tener que “sufrir” los incrementos de alquiler mensuales que se producen cuando se alquila un local comercial. Además ofrecen grandes opciones para recuperar la inversión y ganar dinero.

También puede invertirse en un local comercial pensando en alquilarlo a un precio ventajoso, especialmente si el local se encuentra en una zona muy transitada, algo que conseguirá que podamos tenerlo ‘produciendo’ siempre o casi siempre.

Obviamente, no todo van a ser ventajas. Invertir en un local comercial también tiene sus puntos en contra, como los gastos asociados, entre los que se encuentran los comunitarios (mensuales, posibles derramas…) y los de mantenimiento (alicatado, fontanería, luz…)

Un punto que también puede resultar negativo (o beneficioso, según se mire) es el precio que hay que pagar por los locales en determinados lugares. Los locales comerciales tienden a reflejar en su precio, más incluso que los pisos, su buena o mala ubicación. No es lo mismo buscar locales comerciales en Madrid, en pleno centro, que hacerlo a las afueras o en una ciudad más pequeña que no sea capital de provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*