gimnasio en casa

Ideas para montar tu propio gimnasio en casa

Cada vez son más las personas que, tras comprar o alquilar un piso, quieren montar su propio gimnasio en casa, lo que reporta varias ventajas, entre ellas no perder demasiado tiempo en ir al gimnasio o la comodidad de no tener que pagar cuotas.

Con cierta inversión podemos conseguir buenos resultados, sin necesidad de gastar una gran cantidad de dinero. Eso sí, hay que tener en cuenta cuál es el objetivo que queremos conseguir, para así poder ajustar la inversión y no comprar cosas que verdaderamente no vayamos a necesitar o sólo vayamos a usar en contadas ocasiones.

Es importante contar con un espacio lo suficientemente amplio para poder entrenar y colocar todo el material sin que nos moleste en nuestra actividad física. Una habitación que no usemos puede ser ideal para ello, aunque también puede ser útil un bajo.

Con una inversión de unos 200 euros aproximadamente tendremos suficiente para empezar, eso sí, si no se es muy exigente. Por eso insistimos en que los objetivos de cada persona estarán ligados al equipamiento y espacio que se necesitará.

Asimismo, y antes de comprar todo el material de ejercicio, hay que proteger el suelo. En las grandes superficies deportivas y en Internet, encontraremos suelo ligeramente acolchado que protegerá el parquet o cualquier otra superficie del peso de las mancuernas, de un banco de ejercicios…

¿Qué debemos comprar?

Hay que ser consecuentes con nuestros objetivos y también con el presupuesto con el que contemos. Por ejemplo, una cinta para correr puede consumir demasiada energía, ocupar demasiado espacio y, en este sentido, cumplir una función que podemos llevar a cabo de manera sencilla practicando el running al aire libre.

Para comenzar en nuestro gimnasio en casa no pueden faltar las mancuernas, una barra y sus discos, un banco de ejercicios, soportes y barras de dominadas.

En este caso, las barras de dominadas podremos encontrarlas de varios modelos diferentes, uno para colgar sobre las puertas, cosa poco recomendable si tenemos algunos kilos de más, porque en este caso las bisagras de la puerta cargarían nuestro propio peso. También podemos encontrarlas de pared, aunque en este caso habría que tener una pared resistente, no valdrían paredes de escayola, pladur…

A la hora de alquilar o comprar un piso con los equipamientos que se adecúen a tus necesidades, nosotros podemos ayudarte. No dudes en contactar con el equipo de Tuinper. Estaremos encantados de asesorarte y explicarte las características de nuestra plataforma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*