funciones del presidente de la comunidad

¿Qué ha de hacer el presidente de una comunidad?

El presidente de la comunidad es el máximo representante de la comunidad de propietarios y, según el artículo 13 de la Ley de Propiedad Horizontal, es un cargo al que no se puede renunciar; solamente  en casos especiales como puede ser una enfermedad, tener edad avanzada… puede una persona negarse a ejercer tal responsabilidad.

En caso de que seamos elegidos o elegidas, es necesario saber cuáles serán nuestros cometidos para poder hacer nuestra labor de la manera más efectiva posible, al menos hasta que otro propietario sea designado y le ‘pasemos la antorcha’.

¿Cuáles son las funciones de un presidente de la comunidad?

Además de ser el representante de todos los propietarios de la comunidad, debe convocar la junta ordinaria de vecinos, tantas veces como esté establecido en los estatutos de cada comunidad. Cuando se finalice cada junta, es el presidente quien debe firmar las actas.

Su figura es muy importante en las juntas, debiendo estar presente en cada una de ellas, tanto en aquellas que se convoquen de manera ordinaria como extraordinaria o aquellas que tengan un carácter urgente. Asimismo es quien se encarga de realizar los acuerdos a los que se han llegado en las juntas de propietarios

Otro aspecto muy a tener en cuenta es que si se detecta alguna actividad que perturbe la tranquilidad del inmueble debe ser quien inicie las acciones judiciales que estime oportunas para que esas actividades cesen, pero siempre debe hacerse bajo el acuerdo de la junta de propietarios.

En caso de firmar un contrato con una empresa de limpieza, seguridad o conserjes, representa a la comunidad en esos contratos, pero siempre y cuando la junta lo haya aprobado. En este sentido, el presidente no tiene potestad por sí mismo de acometer esas funciones sin el visto bueno de los vecinos.

Debe ser el encargado de ordenar y también, exigir el pago de las deudas de los vecinos que lleven retrasos, pudiendo hacerlo incluso por vía judicial para conseguir su objetivo. Es quien también debe firmar el libro de gastos y presupuestos de la comunidad y de encargarse de que se cumplan los diferentes acuerdos a los que se haya llegado en la junta ordinaria.

Una vez haya finalizado el mandato del presidente, éste tendrá que proporcionar toda la documentación que esté relacionada con su labor y obre en su poder al nuevo presidente o en su defecto al administrador de fincas. Entre esta documentación destacan las actas de las reuniones, listado de propietarios, libros de contabilidad, listados de vecinos morosos, presupuestos para acometer una derrama…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*