inversión en activos inmobiliarios en españa

España vuelve a ser objeto de deseo para la inversión inmobiliaria

España se está erigiendo de nuevo en un destino atractivo para la inversión en vivienda (nacional y foránea), tanto en lo que respecta a la adquisición de deuda hipotecaria como a las inversiones directas en el sector del ‘ladrillo’.

Los datos de IREA, firma de consultoría y asesoramiento financiero estratégico, especializada en el segmento inmobiliario hotelero, apuntan a que, en el ejercicio 2015, la inversión en activos inmobiliarios en España se incrementó nada menos que un 33%, hasta alcanzar la cifra de 12.848 millones.

Las Sociedades Cotizadas Anónimas de Inversión en el Mercado Inmobiliario (Socimis) son las grandes responsables de este repunte. No obstante, IREA apunta en su informe que, a lo largo del presente año, las Socimis tendrán que gestionar y asimilar las inversiones llevadas a cabo en el pasado año y en los anteriores lo que, previsiblemente, redundará en una disminución de la inversión.

Desde el equipo de estudios de IREA se constata que, tanto en lo que respecta a la inversión directa, como en lo que tiene que ver con la indirecta (en deuda hipotecaria), España se está asentando “como destino de inversión en activos inmobiliarios”.

Mejora continuada en la compraventa de vivienda

Otro dato para el optimismo nos lo proporcionaba, esta misma semana, el Instituto Nacional de Estadística. Según la oficina oficial de estudios y análisis de datos estadísticos de España, el pasado año terminó con un incremento en los datos de compraventa de vivienda en España del 11,1%.

De acuerdo con lo que expone la Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad, esta subida a cierre del pasado año es la segunda que se produce de manera consecutiva (tras la del 2014), después de un lustro encadenando finales de ejercicio en negativo.

Casi el 90% de las transmisiones de compraventa de pisos en España que tuvieron lugar a lo largo del 2015 fueron libres. Euskadi y Aragón fueron las comunidades autónomas que registraron los mejores datos en el año objeto de estudio. Por el contrario, la única comunidad autónoma que cerró el ejercicio en negativo fue la Comunidad Foral de Navarra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*