casi 8 años de sueldo para comprar un piso

El esfuerzo económico de comprar un piso

Recientemente hablábamos de cómo el esfuerzo que los jóvenes españoles (es decir, los menores de 30 años) tienen que hacer para acceder a una vivienda se ha reducido de manera significativa. Ahora, otro informe acaba de establecer cuál es el esfuerzo económico que tienen que hacer los españoles, independientemente de la edad, para comprar un piso en propiedad en relación al salario que reciben.

Evolución positiva

La Sociedad de Tasación recientemente publicaba su informe de Tendencias del sector inmobiliario para el primer trimestre del presente año (puedes consultarlo completo aquí). Según la entidad, la evolución del precio de la vivienda en España sigue siendo negativa, si bien esta tendencia es sensiblemente inferior a la que se registraba en nuestro país en el mismo periodo del año anterior.

En este sentido, los datos del último semestre, en relación a los precios del metro cuadrado y el índice general de confianza en el sector apuntan a que parece que “se podría haber tocado fondo”. El informe de la Sociedad de Tasación detalla que el precio medio de la vivienda ha caído en las capitales de provincia, a cierre de ejercicio, un 2,2% en relación al año 2013.

Casi 8 años de sueldo íntegro

Otro de los datos que proporciona este informe, y que sirve para determinar en qué nivel se encuentra el mercado inmobiliario en España en la actualidad, es el relacionado con el esfuerzo inmobiliario, definido como el número de años de sueldo íntegro que una persona tiene que dedicar al pago de una casa estándar. En este sentido, la media para el conjunto de España se establece en 7,8 años.

Murcia (5,6), Extremadura y Castilla-La Mancha (5,8), Comunidad Valenciana (5,9) y Aragón (6), son las comunidades autónomas españolas en las que el índice de esfuerzo inmobiliario. En el lado opuesto de la clasificación, Baleares (15,8), Cantabria y Madrid (9,8), País Vasco (8,9) y Cataluña (8,2) se colocan como las comunidades autónomas españolas en las que los ciudadanos tienen que hacer un esfuerzo mayor para la compra de su vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*