ruido en pisos

El mapa de los ruidos molestos en los pisos

Una de las principales causas de quejas de los propietarios o inquilinos de una vivienda, relativas a su piso, tiene que ver con el ruido. En efecto, entre las peores cosas que puede sucedernos está vivir en una casa excesivamente ruidosa. ¿Sabías que la gran mayoría de los ruidos más molestos en un piso no vienen de fuera, sino de dentro del propio edificio?

Tipología del ruido en el hogar

Un estudio de la firma de aislamientos Danosa muestra que la gran mayoría de los ruidos molestos en los pisos provienen del propio edificio y, en concreto, de las conversaciones/discusiones que mantienen los vecinos. En concreto, serían el 20% de los ruidos en el hogar. Otras situaciones y elementos perturbadores de la paz en una vivienda estándar en España serían las pisadas o el movimiento de muebles en el piso superior (16%), la televisión y la música (13%) o las cisternas y tuberías.

ruidos en los pisos

Fuente: danosa.com

Sin embargo, el ruido que más molesta a los propietarios de una vivienda (en el 21% de los casos) es el generado por el tráfico o la actividad que se produce en la calle. La empresa de aislamientos acústicos encargada de la realización de este informe apunta que hasta 8 de cada 10 pisos en España tienen un deficiente nivel de aislamiento acústico.

Tomar cartas en el asunto

El Documento Básico de Protección contra el ruido (puedes acceder al documento aquí) establece los niveles máximos de ruido soportables por un edificio, obras y materiales necesarios para reducir dichos umbrales en nueva construcción y edificios existentes…

En ocasiones anteriores ya te mostramos qué es lo que está en tu mano, de cara a limitar las molestias provocadas por unos vecinos particularmente ruidosos. Lo primero que debes hacer, en este caso, es poner la situación en conocimiento del presidente de la comunidad que, en este sentido, será el encargado de comunicar a los vecinos causantes del ruido excesivo que cesen en las actividades o actitudes que lo motivan.

En caso de que el/los vecino/s no cesen en su actitud o detengan las actividades ruidosas, tanto el vecino como la comunidad estarán autorizados para realizar acciones legales, si se demuestra que, en efecto, los ruidos causados son motivo de denuncia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*