vivienda en extremadura

La creciente dispersión urbanística de Extremadura

Comprar un piso en una urbanización o en un complejo residencial alejado del bullicio de la gran ciudad es una meta anhelada por muchos. Sin embargo, esta modalidad de organización y desarrollo inmobiliario no tiene únicamente ‘luces’ en forma de tranquilidad, libertad y espacio.

Un reciente estudio elaborado por la Universidad de Oviedo muestra que se está produciendo una creciente tendencia a la dispersión urbanística, es decir, a la creación de urbanizaciones y complejos residenciales independientes alejados de los entornos urbanos. Según los datos de la universidad ovetense, la conformada por Cáceres y Badajoz es una de las áreas más afectadas en España por este fenómeno de crecimiento residencial ‘a la americana’, basado en el alejamiento de las urbanizaciones de las ciudades, lo que puede afectar a la sostenibilidad medioambiental y económica.

Junto con Cáceres y Badajoz, otras de las zonas en las que este crecimiento residencial se está mostrando más incisivo son las de Oviedo-Gijón-Avilés, La Coruña-Vigo-Santiago de Compostela y Murcia-Gartagena.

dispersión urbana en extremadura

Este estudio se ha llevado a cabo a partir de una serie histórica de ortofotos de las diferentes áreas y en las que se ha podido detallar cómo han crecido las urbanizaciones, ciudades y complejos residenciales en España a lo largo de las últimas décadas.

La dispersión urbana es un fenómeno muy presente, como apunta este estudio de la universidad ovetense, en EEUU, Asia y Latinoamérica y, en este sentido, está asociado a un cada vez mayor uso del automóvil.  Tanto en el panorama de la vivienda en Extremadura como en España en general, esta tendencia era relativamente inédita hasta hace unos años.

En el estudio se establecen una serie de justificaciones que explicarían, en parte, ese fenómeno de diseminación urbana en Extremadura. De acuerdo con este equipo de investigadores, dirigidos por el profesor de Economía Aplicada Fernando Rubiera, las localidades más especializadas en servicios acostumbran a compactarse más que las muy industrializadas.

Asimismo, las ciudades cuyo centro urbano es más dinámico y con una actividad comercial más intensa tienden a crecer de un modo más compacto y homogéneo. Del mismo modo, aquellas áreas urbanas en las que dos o más grandes núcleos urbanos conviven a una distancia relativamente corta también suelen tender a la dispersión urbana. El problema que presenta este tipo de crecimiento residencial y urbano reside en el hecho de que, cuanto más aisladas se presentan esas urbanizaciones de viviendas unifamiliares, mayores son sus necesidades de equiparse con sus propios centros de salud, académicos, líneas de transporte, comercios… lo que deriva en un aumento de costes difícilmente sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*