compraventa de pisos por extranjeros

El dinero extranjero sostiene al mercado inmobiliario

Ya lo decíamos recientemente, refiriéndonos a un mercado concreto como es el de la compraventa de pisos en Andalucía. Los inversores extranjeros, cada vez más, ponen sus ojos en España como destino de su capital para comprar activos inmobiliarios.

Una estadística más, esta vez publicada por el Consejo General de Notariado confirma esta tendencia. Las personas y entidades con ‘ladrillo’ para comercializar tendrán que ir asumiendo que mirar más allá de nuestras fronteras puede ayudar (y mucho) a vender un piso más rápido y en condiciones económicas más ventajosas.

Y es que el número total de operaciones de compraventa de vivienda libre en España realizadas en el 2015 por extranjeros aumentó un 12,9% con respecto al año anterior. El 51,7% de estas transacciones fueron  llevadas a cabo por no residentes, por lo que nos da una idea de los principales destinos y objetivos de esta inversión: alquiler y segundas residencias.

Las comunidades autónomas en las que, porcentualmente, más aumentaron las operaciones protagonizadas por ciudadanos de fuera de nuestras fronteras son:

  • La Rioja (59,1%).
  • Castilla la Mancha (57,3%).
  • Navarra (41,5%).

Extremadura, Comunidad Valenciana y Cataluña fueron las tres regiones de España en las que los incrementos de las compraventas de pisos por extranjeros fueron más discretos. Baleares, Canarias y Comunidad Valenciana son las tres comunidades autónomas españolas en las que, en global, el número de compradores extranjeros es más elevado.

peso en la compraventa de los extranjeros

Fuente: notariado.org

Los ciudadanos con más peso sobre el total de compradores extranjeros de vivienda en España son, por este orden, británicos, franceses, alemanes, belgas e italianos. Entre los no residentes, rumanos y ecuatorianos fueron los compradores más activos. El precio medio de las operaciones de adquisición inmobiliaria realizadas por extranjeros se incrementó a lo largo del pasado año un 2,9%, sobre todo impulsado por los ciudadanos no residentes, que pagaron hasta un 5,6% más que en el 2014 por sus propiedades.

En este sentido, en las operaciones de compra de vivienda libre realizadas por extranjeros, el precio medio se situó en los 1.598 euros. El coste del metro cuadrado varía en función del ‘origen del dinero’. En este sentido, los extranjeros no residentes pagaron, de media, 1.792 euros m2, mientras que los extranjeros residentes desembolsaron 1.367.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*