planificación presupuesto mudanzaq

Consejos para presupuestar y hacer una mudanza

Pese a que, según determinados estudios, los españoles somos los europeos que menos nos mudamos de casa a lo largo de nuestras vidas (dos, frente a las cuatro de media del resto de países del viejo continente), cambiar de casa es un ritual al que, casi inevitablemente, vamos a tener que hacer frente.

Una mudanza puede convertirse en una pesadilla para muchas personas, sobre todo si no se planifica correctamente. Un cambio de hogar mal planificado desembocará necesariamente en más trabajo y gastos. Por ello es muy importante seguir una serie de pasos que harán que nuestro traslado sea lo más sencillo posible.

¿Qué debemos tener en cuenta para una buena mudanza?

Pedir presupuestos sin compromiso es algo básico. En esto sucede lo mismo que cuando queremos comprar un electrodoméstico: debemos mirar los modelos que mejor se adapten a nuestras necesidades, sus características, su precio y, una vez hecho todo esto, será cuando decidamos nuestra compra.

Cuando vayamos a pedir presupuesto para la mudanza hay que explicar bien lo que queremos y lo que vamos a llevarnos al cambiar de casa, para que la empresa pueda ajustar el precio a nuestro caso, aunque normalmente una firma de mudanzas competente enviará a un profesional que se encargará de valorar los muebles y todo lo que queramos llevarnos, para poder saber los metros cúbicos que se precisarán en la mudanza.

Es muy importante que, en el presupuesto, la empresa de mudanzas nos explique si cuentan con seguro de daños durante su trabajo, embalaje y preparación de objetos y si ofrecen (pagando o no) cajas para poder meter libros, ropa, objetos decorativos…

Es muy importante que contratemos un seguro para que nuestros artículos estén cubiertos y en caso de que suceda algo no tengamos que preocuparnos. Esta clase de seguros no son demasiado costosos y nos ofrecen una gran tranquilidad a la hora de hacer mudanzas, especialmente si son grandes.

Otro consejo importante es ir metiendo los objetos por habitaciones y, si hace falta, marcar las cajas con un número o algo que nos resulte fácil de identificar para saber qué es lo que va dentro de cada caja.

Posiblemente a la hora de preparar la mudanza nos demos cuenta que hay cosas que llevamos mucho tiempo sin usar; por tanto, este es el mejor momento para deshacernos de ellas, bien sea dándoselas a algún familiar o amigo o donándolas para que alguien más pueda utilizarlas o incluso vendiéndolo en una tienda de segunda mano si todavía está en buenas condiciones.

Como has podido comprobar son consejos muy básicos pero de gran importancia, que podrán ahorrarnos no solo trabajo sino también dinero a la hora de hacer una mudanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*