vivienda joven

Consejos para comprar una segunda vivienda (I)

Pese a los duros años de la crisis económica, aún hay un buen número de personas en España que se plantean, o se plantearán a unos años vista, comprar una segunda vivienda. Sin ir más lejos, como podemos leer en esta noticia, uno de cada cinco extranjeros están pensando en hacerse con una segunda residencia en España. Del mismo modo, de acuerdo con las estadísticas, alrededor del 33% de los españoles cuentan con un segundo piso para sus vacaciones u otros menesteres.

Tanto si te estás planteando esta opción como inversión o para el ocio y las vacaciones, es necesario que sigas una serie de recomendaciones para no caer en errores y precipitaciones. Hoy te damos la primera parte de nuestra lista de consejos para comprar una segunda vivienda.

Chequeo general

Que tu vivienda vaya a ser usada sólo en vacaciones o en fines de semana no quiere decir que no debas ser igual de meticuloso a la hora de analizarla que si de una primera residencia se tratase. Has de prestar especial atención a la fontanería y a la instalación eléctrica.

No te precipites

 Las compras impulsivas no son buenas, y menos si vas a hacer un gran desembolso como el que requiere comprar un piso.

Ten en cuenta todos los gastos

Muchos compradores se lanzan a comprar una segunda residencia vacacional con el ‘reclamo’ de que, en muchas ocasiones, sus precios son relativamente más bajos que los de un piso en plena ciudad para todo el año. Sin embargo, has de sumarle todos los gastos añadidos que ésta vivienda pueda tener (comunidad, aparcamiento, vigilancia de seguridad en zonas comunes, piscina…). Ten en cuenta que tendrás que hacer frente a dichos gastos todo el año.

Estudia la zona

Especialmente si es para el veraneo, comprar un segundo piso requiere conocer la zona y estar muy seguro de lo que se quiere por varias razones. Una de ellas es práctica. Si conocemos la zona (o la estudiamos aunque sea por encima) sabremos cómo se cotizan los pisos por allí, conoceremos los servicios con que se cuenta y, en definitiva, tendremos una idea más clara de si lo que se nos está pidiendo es mucho o poco.

Por otra parte, has de considerar que si comprar una segunda residencia eso equivaldrá en la práctica a pasar el resto de las vacaciones que te quedan por disfrutar en tu vida en un mismo lugar, ¿Te apasiona tanto ese sitio como para que así sea?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*