compraventa de pisos

Consejos para antes de reformar una casa

No os sorprenderéis si os decimos que uno de los factores que más influyen en que un piso se compre y venda más rápido, y en mejores condiciones, es su antigüedad y, en esta línea, su estado. Hay que tener en cuenta que, de acuerdo con las estadísticas oficiales, casi la mitad de los pisos en nuestro país se construyeron entre 1960 y 1980, es decir, tienen, como poco, 34 años. De acuerdo con los últimos datos del Ministerio de Fomento, los visados de rehabilitación de viviendas aumentaron en número por encima del 5% en los últimos años.

El Gobierno, en el último Plan Estatal de Vivienda 2013-2016, consideraba que la rehabilitación de pisos y edificios podría generar unos 100.000 empleos en nuestro país. En este sentido, el 70% del presupuesto del plan se dirige a fomentar acciones relacionadas con la rehabilitación.

Como expertos en el segmento de la compraventa de pisos, en Tuinper sabemos que hay una serie factores a tener en cuenta a la hora de reformar una casa. Elegir una empresa de reformas profesional, con plazos de comienzo y finalización de obra pactados, es el primero de esos factores. También debes estar al tanto de las necesidades que se te exigen en cuanto a licencias y, asimismo, saber si la obra de rehabilitación de tu casa está sujeta a alguna clase de subvención.

Busca y compara

En esta línea de profesionalidad exigible, es muy importante que no escojas el primero de los presupuestos que te faciliten. Contacta con varias empresas y solicita, al menos, cuatro presupuestos. Así te harás una idea de las tarifas que se están cobrando en el sector y, asimismo, podrás escoger aquellos precios que mejor se adapten a lo que precisas. Por cierto, procura que en los presupuestos se detalle al máximo lo que va a costar cada cosa (mano de obra, hora de trabajo, material, traslados…) por partidas (azulejado, electricidad, saneamiento…).

 Es habitual que las empresas soliciten una entrada por anticipado, de manera que se cubra la compra de los materiales. Sin embargo, ésta entrada nunca debería superar la tercera parte del presupuesto total. Te recomendamos que, en la medida de lo posible, negocies con la empresa realizar fracciones de los pagos en función de la fecha de término de determinadas partes de la obra y que, asimismo, dejes la última de esas fracciones para cuando la finalización de la obra sea efectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*