pintar el hogar

Consejos antes de pintar tu piso

Pintar la casa es una de las alternativas más a nuestro alcance para que tenga un aspecto diferente, aunque antes de pintar es necesario tener varios aspectos en cuenta para que el trabajo quede en las mejores condiciones.

Pautas antes de pintar el piso

El primer paso que hay que dar es buscar cualquier clase de imperfección que pueda tener la pared como desconchones, fisuras, etc., algo que podremos arreglar con masilla especial, de cara a que la pared luzca lisa y sin imperfecciones cuando se aplique la pintura.

Cuando hayamos solucionado esta cuestión, el siguiente paso es seleccionar la pintura que queremos para nuestro hogar, tanto en lo que se refiere a su base (agua, aceite, etc.) como a sus acabados.

Dentro de los acabados de las pinturas podemos encontrar un gran número de propuestas, muchas de ellas conocidas y otras para las que podremos solicitar ayuda a un experto para que nos asesore. Entre las diferentes clases destacamos:

  • Pinturas al agua.
  • De imprimación.
  • Con base de aceite.
  • Anticondensación.
  • Esmaltes sintéticos.
  • Pinturas plásticas (emulsiones)
  • Estructuradas.
  • Barnices.
  • Vitrificante.
  • Antihumedad.
  • Pinturas antioxidantes.
  • Vinílicas.
  • De emulsión reforzada

Además de elegir correctamente la clase de pintura que mejor se adapte a nuestro hogar, también hay que hacer pruebas de color para ver si queda bien el que hayamos elegido para determinada estancia. Es importante tener en cuenta que, a no ser que la pintura actual esté en muy buen estado, lo mejor es decapar las paredes y comenzar a pintar desde cero, para que asiente correctamente el producto.

Material necesario para pintar

Antes de comenzar, también debemos tener a mano todos aquellos materiales que nos ayudarán en el proceso, como por ejemplo varias brochas, rodillos, palos extensores, cubetas, escurridoras, brochas de esquina, cinta de carrocero, mascarilla, guantes, gafas, periódicos o plásticos para no ensuciar, etc.

Es muy importante pasar fuertemente la mano por las brochas para eliminar cualquier cerda que pueda estar suelta o medio suelta. De lo contrario, si no nos damos cuenta puede quedar adherida a la pintura y no asentarse.

Con los plásticos cubriremos los muebles y los fijaremos con la cinta de carrocero, procurando colocarlos en el centro de la estancia a pintar para que nos resulte más cómodo hacerlo. Respecto al suelo, lo cubriremos de papel de periódico, con lo que nos ahorraremos mucho trabajo a la hora de limpiar.

Para finalizar esta serie de consejos a poner en marcha antes de comenzar a pintar nuestro hogar, hay que recordar que es recomendable pintar en días soleados y secos, para que la pintura se asiente mejor y seque rápido para poder darle una segunda capa y conseguir los mejores resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*