se vende piso

Consejos a seguir si vas a comprar un piso de segunda mano

Comprar un piso, aunque sea usado, será sin duda uno de los mayores desembolsos económicos que se pueden hacer en esta vida, por eso hay que tener muy presentes una serie de pautas que pueden convertirse en algo verdaderamente vital para no perder dinero ni tampoco adquirir una vivienda que realmente no cumpla las expectativas que queremos de ella desde el principio.

¿Qué debemos tener en cuenta antes de comprar un piso usado?

A continuación os ofrecemos una serie de pautas que no debemos descuidar cuando queremos comprar una vivienda usada. Para comenzar, es imperativo realizar una revisión completa del piso.

Debemos examinar su instalación de luz y de agua (comprobar encendido y apagado correcto de las luces y de los diferentes grifos, cadena, etc.). Nunca está de más llevar un metro con nosotros y tomar medidas para comparar con las que nos ha proporcionado el propietario/a. También se debe comprobar si la casa es oscura o no, por lo que hay que ir de mañana o a primera hora de la tarde a visitarla y procurar que las persianas estén subidas y las cortinas retiradas. De esta forma comprobaremos si es oscura o no.

Nos tenemos que esmerar especialmente cuando examinemos el estado de los sanitarios, mobiliario fijo, suelos, techos, detrás de los armarios y todo lo que podamos querer examinar.

Los vecinos pueden ser una estupenda fuente de información. Preguntarles a ellos sobre si hay inquilinos problemáticos, si hay mucho ruido en la zona o cualquier otro problema con la escalera puede ser vital en este asunto, lo que puede decantarnos hacia la compra o no.

Además de consultar con los vecinos, es recomendable hablar con la presidencia de la comunidad o la administración de fincas que lleve ese inmueble. Con ellos podremos saber si el propietario está al corriente en cuanto al pago de la comunidad. En caso de que nos saltemos este paso, adquiramos el piso y el antiguo propietario tenga deudas, éstas pasarán a nosotros.

En cuanto a buscar información, otra fuente importante es el Registro de la Propiedad, para saber si el piso cuenta con alguna carga o no. Por muy poco dinero tendremos información tan importante como los metros cuadrados de la vivienda, el número de titulares que haya tenido, si cuenta con hipoteca, etc.

Para finalizar, podemos hacer una escapada hasta el Ayuntamiento para saber que el piso que queremos adquirir tiene el IBI pagado, de lo contrario nos tocará a nosotros hacerlo.

Parecen consejos muy sencillos, pero son de la máxima importancia para evitar que al final paguemos un dinero por algo que no lo vale o asumamos deudas que el anterior propietario no afrontó. Si necesitas asesoramiento para comprar una vivienda nueva, de segunda mano o alquilar un piso, no dudes en ponerte en contacto con el equipo de Tuinper.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*