reclamar deudas en un bloque de viviendas

¿Cómo reclamar deudas en una comunidad de propietarios?

Contar con un vecino moroso puede convertirse en un problema, sobre todo si la comunidad no es muy grande, dado que los gastos se tienen que repartir entre muy pocos vecinos, lo que puede crear un clima de crispación y molestia entre todos.

En este aspecto, debemos repasar la Ley de Propiedad Horizontal, donde dice que todos los propietarios tendrán que contribuir a los gastos generales para el sostenimiento del inmueble así como cargas, responsabilidades y servicios que no sean susceptibles de individualización, siempre con arreglo a la cuota de participación fijada en el título o a lo especialmente establecido.

¿Cómo se reclaman las deudas?

Para comenzar un proceso de reclamación de las deudas, hay que cumplir con una serie de requisitos y seguir unos pasos específicos, los cuales vamos a enumerar en esta entrada.

Lo primero que hay que hacer es requerir de forma fehaciente el pago al vecino que tiene deudas y esto debe hacerse mediante burofax, carta certificada o cualquier otro medio que permita acreditar su recepción.

En caso de no poder realizar la entrega, el siguiente paso es hacerlo mediante la vía más rápida, la judicial, mediante lo que se conoce como procedimiento monitorio, aunque para ello hay que cumplir con una serie de requisitos:

  • Debe celebrarse una Junta ordinaria o extraordinaria en la que en su orden del día se establezca la certificación y liquidación de deudas.
  • En la Junta se deben otorgar poderes al presidente o administrador de fincas para que pueda reclamar la deuda por vía judicial y comunicar el acuerdo al propietario para requerirle de nuevo el pago, de forma fehaciente. En este caso hay que dar un tiempo límite de pago y de no satisfacerse se puede presentar la demanda de procedimiento monitorio.
  • En este caso, la comunidad podría reclamar los gastos que hayan sido ocasionados por la reclamación de la deuda, como por ejemplo los honorarios de abogado y procurador cuando se requiera de su asistencia aunque el deudor acabe abonando la deuda cuando se haya presentado la demanda.
  • En caso de que el deudor se oponga al pago, será el Tribunal quien se encargará de citar a las partes a un juicio verbal. En caso de que la cuantía sea superior a 6.000 euros, se podrá comenzar un juicio ordinario.
  • Si el deudor no satisface el pago, la comunidad puede llegar a ejecutar el Decreto que dictamine el Tribunal solicitando el embargo de los bienes que figuren a nombre del propietario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*