mantener la casa fresca sin aire acondicionado

Cómo mantener fresca la casa sin aire acondicionado

En verano, las temperaturas suben, en algunas zonas unos cuantos grados, sin remedio. No todas las casas y hogares en España cuentan con sistemas de climatización o aire acondicionado. Por ejemplo, en el norte de la península la presencia de este tipo de equipos es testimonial. Hoy queremos darte una serie de consejos para mantener fresca tu casa sin necesidad de contar con un sistema de aire acondicionado.

Cómo refrescar tu casa sin aire acondicionado

La pregunta del millón. Pese a que puedas pensar que responder a esto es poco menos que hallar la cuadratura del círculo, lo cierto es que no es tan complejo.

Uso de persianas y cortinas

La tercera parte del calor que penetra y se acumula en una casa lo hace a través de las ventanas. Cerrando las persianas o usando los estores en las horas de más incidencia del sol (de 12 a 17), puedes lograr que la temperatura de tu vivienda se reduzca de tres a cuatro grados.

Abre las ventanas para ventilar la casa a primera hora de la mañana y última de la noche. El resto del día trata de tenerlas entornadas, siempre buscando crear corriente entre ventanas enfrentadas.

Cuantos menos focos de calor, mejor

En el hogar tenemos una gran cantidad de equipos y electrodomésticos que desprenden calor y que tenemos funcionando casi sin darnos cuenta: ordenadores, cargadores de teléfonos, ladrones y enchufes, lámparas… reduce al mínimo imprescindible la cantidad de ellos que tienes operativos a la vez.

Extractores en cocina y baño

Al ducharnos en el baño y al guisar en la cocina estamos generando vapor y, por tanto, calor. No prescindas del uso del extractor o de la campana cuando hagas cualquiera de estas dos cosas, ya que estarás restando unos cuantos grados al termómetro.

En lo referente a la cocina, sabemos que el verano no es la época del año que más invita a ello, pero intenta usar el horno lo menos posible, ya que es uno de los electrodomésticos que genera más calor y que lo retiene durante más tiempo.

La noche es tu aliada

Al igual que Batman, la noche es tu aliada para hacer determinadas tareas de la casa. Ventila siempre que puedas al atardecer-anochecer; pon ciertos electrodomésticos menos ruidosos (el lavavajillas, por ejemplo) a última hora, ya que generan bastante calor.

Colores claros

Viste tus sillones, camas, sofás, cortinas y estores de colores claros. Los colores oscuros tienden a acumular y proyectar más calor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*