plaza de garaje

Cómo actuar si un coche ocupa tu plaza

Un ‘clásico entre los clásicos’ de la convivencia en comunidades de vecinos, especialmente en periodos de vacaciones como el verano, o los inminentes puentes de diciembre y las Navidades. Llegamos a casa tras una temporada fuera y, sin previo aviso, nos encontramos con un coche ocupando nuestra plaza de garaje.

Estamos ante una situación que puede elevar mucho los niveles de ansiedad de la persona agraviada. Sin embargo no has de dejarte llevar por la (por otra parte lógica) ira y enfado. Hay un proceso que debes seguir. Hoy te mostramos qué hacer si un coche ocupa tu plaza.

Proceso ante la usurpación de plaza de garaje

Si llegamos al garaje de nuestro edificio y nos encontramos otro coche ocupando nuestra plaza, lo primero que debemos hacer es calmarnos. Para empezar, si la primera reacción o instinto es el de coger el teléfono para llamar a la grúa municipal, has de saber que esto no te ayudará, ya que este servicio no puede actuar en un aparcamiento de titularidad privada.

Has de saber que la usurpación de plaza de aparcamiento está incluida en el Código Penal. A lo largo de los años ha habido un gran número de ejemplos que han generado una nutrida jurisprudencia que, a todas luces, te da todas las de ganar.

Lo primero que has de hacer, especialmente si la situación se repite a lo largo del tiempo, es tomar fotos o vídeos del vehículo, en las que se vea claramente que ese coche está ocupando claramente tu plaza. Así contarás con pruebas irrefutables de apoyo.

Si sabes quién es el propietario del vehículo, ponte en contacto con él, antes que nada, para informarle de la situación y de tu descontento. Si desconoces de quién puede ser el vehículo pero, con toda la lógica del mundo, sospechas que pueda pertenecer a un amigo/familiar de un vecino, ponte en contacto con el presidente de tu comunidad.

En ciertos casos, los estatutos de algunas comunidades contemplan la posibilidad de contratar servicios privados de grúa para la retirada de vehículos que ocupan la plaza de garaje indebidamente.

Si el diálogo o las acciones por la vía Civil no sirvieran de nada, la ley te ampara a la hora de iniciar acciones penales. Eso sí, recuerda que nunca, jamás, bajo ningún concepto has de dejarte llevar por la rabia y causar daños al coche que ocupa tu plaza. Esto puede hacerte pasar, en un segundo, de víctima a culpable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*