comprar pisos

Cómo actuar ante un retraso en la entrega de un piso

Todavía, pese a la incertidumbre que ha provocado la crisis inmobiliaria, aún hay un buen contingente de españoles que se deciden a comprar pisos sobre plano. De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística, en nuestro país se vendieron el año pasado algo más de 300.000 viviendas nuevas. Uno de los problemas a los que se suelen enfrentar más habitualmente las personas que compran vivienda sobre plano es el de las demoras en la entrega. Hoy, en Tuinper, vamos a mostrarte qué puedes hacer ante estas circunstancias.

Negro sobre blanco

El Real Decreto 515/1989 obliga a que se haga constar de manera clara tanto la fecha de entrega definitiva como la fase de desarrollo en la que se encuentra la promoción inmobiliaria. Si en el contrato el promotor no hiciera figurar dicha fecha, tenemos que asegurarnos de que se comprometa a establecer una y hacerlo en negro sobre blanco. Si hubiera algún problema, es más sencillo reclamar el incumplimiento de la cláusula de un contrato que el de una promesa que figura en un tríptico de publicidad.

Características técnicas

Al igual que debes exigir al promotor que plasme en el contrato la fecha de entrega, también es imprescindible que le solicites disponer de un documento en el que figuren características de la vivienda que vas a disfrutar: zonas comunes, plano del piso, listado de materiales y calidades, precio final…

Plenas condiciones de habitabilidad

La entrega del piso no equivale al momento en el que las llaves del piso cambian de manos, de las del promotor a las tuyas. Como explican en la web de nuevosvecinos.com, hasta que el primero no te entregue la licencia de primera ocupación, la cédula de habitabilidad, así como la garantía de conexión a los suministros fundamentales (electricidad, agua, gas…), el piso no puede considerarse entregado.

¿Qué hago si hay retrasos en la entrega de mi piso?

Hay factores que el promotor, acreditándolos debidamente, puede aducir para justificar retrasos en la entrega (catástrofes meteorológicas, huelgas que provoquen parón en la actividad o carencia de suministros…). Sin embargo, si esto no se produce, te toca actuar. Sin causas de fuerza mayor, el retraso a la hora de entregar un piso es un incumplimiento contractual que, por tanto, implica que el vendedor debe indemnizar al comprador.

Si el daño es imputable al promotor de la vivienda y en el contrato no figura ninguna cláusula que fije la indemnización en caso de retrasos, se le pueden reclamar, debidamente acreditados, gastos derivados de la demora (alquiler de una vivienda de transición, guardamuebles…).

Es necesario que, el primer día después de que se cumpla el plazo de entrega, sin que esta se produzca, se le envíe un burofax al promotor con acuse de recibo en el que se le exija que se atenga a lo firmado por contrato o, en caso contrario, que exponga sus justificaciones para el retraso. Lo que jamás debes hacer es dejar de cumplir con tus propias obligaciones en cuanto a pagos, ya que el retraso no es causa que justifique una resolución unilateral del contrato de compraventa.

Para comprar un piso con plenas garantías o vender tu vivienda al mejor comprador, en Tuinper te ayudamos y, además, nos encargamos de todos los trámites administrativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*