fachada ventilada

Características de las fachadas ventiladas

La fachada ventilada o trasventilada es un sistema de cerramiento exterior compuesto por una hoja interior, una capa aislante y también una hoja exterior. Gracias a su diseño permite realizar acabados muy duraderos y de gran calidad y entre una de sus principales características destaca su buena prestación térmica.

Así es una fachada ventilada

En este caso, sobre la fachada del edificio, lo que se conoce como hoja interior, se monta una subestructura  destinada a sostener la hoja exterior a lo que hay que sumar una capa de aislamiento. Cuando se haya colocado esta capa aislante se monta la hoja de acabado y de esta forma la subestructura que deja una cámara de aire de unos pocos centímetros de distancia entre el aislamiento y también las placas que forman la hoja exterior. En este caso, las juntas entre las placas son abiertas, lo que permite el flujo de aire.

El exterior, conocido también como piel, debe contar con ranuras en la parte inferior y superior, con lo que se permite la renovación del aire. Asimismo deben contar con vierteaguas y cualquier otro elemento de protección para impedir la entrada de agua en la cámara interna.

Gracias a las juntas entre las piezas de la fachada, se evitan los problemas de la dilatación, con lo que siempre podrán presentar un aspecto excelente durante muchos años. En el caso de la hoja exterior, ésta tiene la capacidad de amortiguar los diferentes cambios de temperatura, ayudando también a reducir las pérdidas térmicas del edificio, ideal para el invierno.

En verano, gracias a la hoja exterior, ésta se calienta, lo que hace que se forme un efecto convectivo que permite que el aire circule en el interior de la cámara, renovándolo con aire más frío, liberando así el calor del edificio.

Más ventajas de la fachada ventilada

  • Elimina las condensaciones en el aislante de cerramiento, llevándolas a la cámara ventilada.
  • Ofrece un ahorro energético para el edificio de un 30% aproximadamente.
  • Protege el cerramiento de la acción de la meteorología.
  • Se ventila realizando la convección gracias al calentamiento de las piezas de aplacado.
  • El efecto chimenea debido a las diferencias de presión de la fachada hace que se ventile la cámara.
  • Elimina las humedades en el cerramiento así como la radiación directa sobre el mismo, reflectando gran parte del calor recibido.
  • Tiene un diseño innovador en cuanto al acabado del edificio.
  • Notable mejora del aislamiento acústico gracias a la incorporación de una nueva capa y cámara de aire

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*