apartamentos turísticos en andalucía

Andalucía regula los apartamentos turísticos

apartamentos turísticos en andalucía

Los turistas extranjeros, de acuerdo con las últimas estadísticas, gastaron en Andalucía un 10,7% más a lo largo del 2015. El tirón turístico de la comunidad es obvio y, en este sentido, muchos inversores han visto la posibilidad de incrementar sus beneficios con el.

El segmento de la vivienda como inversión particular para apelar al turismo se ha hecho muy popular, tanto en España como en Andalucía en los últimos años. De hecho, algunos expertos cifran en unas 80.000 las viviendas de este tipo que existen a día de hoy en la Comunidad Autónoma, que equivalen a unas 400.000 plazas.

El Gobierno Autonómico acaba de aprobar un nuevo decreto en el que se obliga a los propietarios de este tipo de viviendas en Andalucía a registrarlas. Con esta medida se intenta evitar la competencia desleal con los establecimientos hoteleros, por un lado, así como garantizar la protección de los derechos de los propios dueños de viviendas de uso turístico en Andalucía.

El decreto de la Junta entiende por vivienda turística aquella que se ubica en inmuebles de tipo residencial, y en las que se ofrece por un precio servicio de alojamiento de manera habitual y con una finalidad turística.

Quedan fuera de esta definición aquellas viviendas que se ceden, sin dinero de por medio, con fines vacacionales y, asimismo, las contratadas por un tiempo superior a dos meses. Los propietarios de pisos con fines turísticos en Andalucía que entren dentro de la definición tienen tres meses, desde la aprobación del decreto en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, para inscribir los inmuebles en el Registro de Turismo de Andalucía y, asimismo, deberán llevar actualizado y detallado un registro de viajeros.

Las sanciones para aquellos propietarios que no registren sus inmuebles o cometan irregularidades en la inscripción de los mismos van de las graves (unos 18.000 euros), a las muy graves, que se situarían en el entorno de los 150.000 euros.

Estos pisos tienen que cumplir, asimismo, una serie de requisitos en materia de ventilación y salida de humos, menaje, equipamientos y seguridad, para ser considerados como alojamientos turísticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*